sábado, 21 de abril de 2012

Mitos sobre lactancia: Pechos pequeños.

"Mis pechos son pequeños por eso no podré amamantar".

La forma y/o tamaño del pecho materno y de los pezones no interfiere en la lactancia materna. Todas las mamas son buenas para amamantar. Los pechos grandes contienen mayor cantidad de tejido graso que los pechos pequeños, lo cual no influye en la producción de leche. En realidad las mamas no son "contenedores" o "recipientes" de leche materna. La lactancia materna se parece más a un grifo que nuestros bebés abren cada vez que se pegan al pecho, estimulando la mama para producir la cantidad de leche que necesitan. Generalmente los pechos aumentan de tamaño durante la gestación, lo cual es una señal de que el cuerpo de la madre se está preparando para recibir a su bebé y ofrecerle nutrición para el cuerpo y el alma.

http://lactarte.blogspot.com.ar

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenido y gracias por dejar tu comentario!!