domingo, 22 de abril de 2012

Mi hija, toda una adolescente de 2 años!

Mi hija está súper independiente. Ella abre la puerta y dice "Me voy a la plaza!". Pero claro que no puede ir sola, es una pulga! Por lo general sabe lo que quiere y lo que no quiere. Aunque a veces le entra esa indecisión adolescente que nos deja a nosotros sin saber qué hacer. Le damos varias opciones y nada. Parece que estamos perdidos los 3. Para nosotros, sus papás, lo más importante es que ella esté feliz y, mientras esté a nuestro alcance, nos encanta hacer sus deseos realidad. Así que cuando se pierde en ese lugar de "no sé lo que quiero pero lo quiero ya" nos frustramos los 3. Una amiga me dijo hace poco que debería intentar no frustrarme y mostrarle que yo estoy divirtiéndome y que ella puede divertirse conmigo también. Y la verdad es que funciona bastante, sobre todo cuando llora, la risa y el humor son buenos aliados.
Ahora no hace tantos "berriches" como antes, se nota que se va alejando de los 2 años y se está acercando a los 3. Ya sabe exponer muy bien sus pensamientos y al hablar cada vez mejor necesita menos de las rabietas para comunicarse. Dice cosas como "Yo no quiero eso", "No me digas que no, decí que sí". Es hermoso ver cómo creció y cómo el lenguaje le dio tanto poder, tanta liberación. Hasta ahora su frase más linda sigue siendo "ESTOY CONTENTA", para nosotros no hay nada mejor en el mundo!!

6 comentarios:

  1. Estamos casi iguales, aunque a mi gorda le falta mas para los tres y entonces esta entre "berrinches" y oponerse en un principio a todo lo que necesitamos hacer... La verdad, estoy trabajando mucho mi paciencia, cuesta, pero estoy convencida de que es una etapa normal y saludable para su desarrollo... Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Es solo una etapa" creo que es un frase que uno necesita repetirse constantemente para alimentar la paciencia... Besos Gi!!!

      Eliminar
  2. Qué alegría! vaya que eso del lenguaje evita muchos berrinches, también yo lo he sentido así con Gabriel, aunque de vez en cuando se le olvida, y otra vez vuelve con las rabietas, pero es mucho menos que antes, en menor frecuencia y menor intensidad (también lo cierto es que yo debo aprender a no tener mis propios berrinches, jejeje).

    Saludos y besos a la princesa :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja!! Nuestros berrinches! Jejeje. Es verdad. De esta etapa aprendemos todos: ellos y nosotros =) Besos!!

      Eliminar

Bienvenido y gracias por dejar tu comentario!!