viernes, 12 de agosto de 2011

Premio: Tu blog me alegra y emociona el corazón :)




Gracias MELI por el premio! Estoy tan contenta de recibir premios…! Jejeje. El primero estuve tímida, pero ahora ya estoy “malacostumbrada” jajajajaja…

Bueno, tengo que contestar algunas preguntillas:

¿Por qué comenzaste a escribir tu blog? Empecé a escribir porque leí tantas cosas hermosas, que me llenaron el alma, que empecé a sentir ganas de empezar a escribir yo también… Por más que siempre digo que no escribo tan lindo como otras mamis, sé que mis palabras pueden hacerle compañía a otras mamás, como otros blogs me acompañan a mí. Así que acá estoy… Escribiendo lo que me pasa, lo que siento y lo que descubro con mi maternidad. Aprendiendo. Respetando. Compartiendo. Todo con ustedes mi tribu bloggera! Jajajaja.

¿Qué sería lo que más te causaría alegría y emoción en la vida? Cada aprendizaje de mi hija me causa mucha alegría y emoción. No creo poder elegir uno. Aunque debo decir que el 1ro que se me vino a la cabeza fue ver a mi hija MAMÁ. Pero después empezaron a caer otros miles… Jeje.

¿Con qué sensación te quedas cuando escribes comentarios en otros blogs? Me quedo deseando haber aportado algo lindo…

¿Con qué sensación te quedas cuando lees los comentarios que otras mamis o papis dejan en tu blog y por qué? Me quedo re contenta!! Porque me siento acompañada. Porque esos comentarios son los que terminan de cerrar la entrada, lo que escribí. Le dan el “toque final”.

Relata una anécdota divertida y alegre con tu/s hijo/s. Tenemos miles de anécdotas. Algunas son con “caras” que pone la pioja así que son difíciles de explicar… Es muy gracioso cuando alguna comida le gusta mucho, mucho, se llena la boca de comida y además las manos. Así, si se le hace un huequito, enseguida se mete otro pedacito de comida en la boca! Jejeje. Otra que hace ahora, cuando quiere hacer alguna travesura, te pide que te vayas de la habitación. Por ejemplo, cuando se quiere parar en el apoya-pies del carrito (que es muy inseguro y se puede partir con su peso). Y sí, señor lector, mi hija usa su carrito como juguete, pero nunca para pasear y demáses… Je! Debería comprarle un carrito de juguete, tamaño muñeca, no?... Ya viene el cumple, capaz reciba alguno. Crucemos los dedos! Jajaja.

Relata una anécdota que te emocionó hasta las lágrimas con tu/s hijo/s. No sé cómo explicar de dónde salió mi emoción, trataré de ser lo más clara posible.
Me puse a llorar un día cuando mi marido, en cuclillas, le sostenía la taza de té a mi hija, parada, y ella mojaba su galletita. Obvio, la galletita chorreaba té y pedazos de galletita… ¡¡Ella estaba feliz!! Y nosotros no la retamos, no le pusimos un babero, ni salimos corriendo a limpiar el piso… Eso me hizo llorar. Me conmovió permitirle a mi hija ser feliz, permitirle ensuciarse, permitirle sentir, crecer, imaginar, crear… Sé que en parte lloré yo como mamá y en parte lloró mi niña interna porque le hubiese encantado tener la posibilidad de poder hacer eso también.

Se lo quiero pasar a Louma y Sarai porque relamente me alegran sus blogs!

7 comentarios:

  1. Qué bonita anécdota la del té! Felicidades por ese premio!

    ResponderEliminar
  2. Muchísisimas gracias Paola! Tu si que me alegras y me emocionas!!! Un besazo enorme y enhorabuena a ti por el premio!!!

    ResponderEliminar
  3. Qué lindas respuestas! Es hermosa esa libertad que siempre cuentas! Beso enorme!
    Pd:Viste lo de la feria de mañana? Si tenés ganas de ir, podríamos aprovechar y conocernos...

    ResponderEliminar
  4. Con las anécdotas me la imagino como si la tuviera acá enfrente a la cholita!!!

    ResponderEliminar

Bienvenido y gracias por dejar tu comentario!!