miércoles, 17 de agosto de 2011

Elegir a los padres…

Algunos dicen que nuestras almitas antes de encarnarse eligen la familia donde nacer. Pero a mí evidentemente la brújula me falló.

Ok. Sí, hice terapia varias veces, la útlima con una terapeuta del grupo de Laura Gutman. Entendí lo que pasó, lo que pasa. Entendí las personalidades de mi familia, sus personajes… Todo bien con el entendimiento. Pero a veces me encantaría también que ellos me entiendan a mí. Sé que ya debería renunciar a este sueño, pero esa niña en mí parece que sigue creyendo en cuentos de hadas y duendes…

Cuando pienso en esto, automáticamente deseo que mi hija nunca piense como yo y se alegre de haber nacido en nuestro hogar. ¿Que si hago algo para que sea así? Yo creo que sí! Todos los días intento ser LA MEJOR MAMÁ QUE PUEDO SER. Dios quiera que ella pueda verlo y sentirlo. Seguramente cometo errores, pero sí que me he salido del camino… Sí que estoy probando cosas nuevas, totalmente diferentes para tratar de hacerla feliz.

Mi corazón siente que mi hija viene primero, su felicidad está ante todo y todos.

No sé si ella me eligió a mí, pero yo la elegiría a ella una y mil veces.


7 comentarios:

  1. Pao, no se cual es tu historia, pero creo que sos muy fuerte y valiente y claro que tu hija te eligió! y VAYA SI ELIGIÓ BIEN!! Un abrazote

    ResponderEliminar
  2. A mi me gusta pensar que es asi, que elegimos a nuestros padres. No se bien tu historia, asi que solo habll por mi. Mis padres tienen muchos defectos, pero nada grave. Tienen sus formas de ser y de pensar y creo que si ellos hubieran sido de otra manera, yo tambien hubiera sido distinta seguramente, Quizas no hubiera buscado otra manera de hacer las cosas, de criar, de vincularme con mi hija. A lo mejor lo que mas me gusta pensar es que mi hija me eligio a mi! :) Pero bueno, yo tambien la volveria a elegir siempre a ella... ojala tus heridas de a poco vayan sanando, aunque ellos no te entiendan. Besitos!

    ResponderEliminar
  3. Gracias a las dos!! Sus palabras son abrazos cibernéticos para mí.
    Tengo un día muy maricón...
    (Sigo drenando a mi niña)

    ResponderEliminar
  4. Drene nomas!!! y a sanar esas heridas!!! Otro abrazo mas fuerte todavia!♥

    ResponderEliminar
  5. Paolis te quiero! Yo creo que mas que entender lo que fueron y son tus padres, deberias perdonar y olvidar. Se que lo que estoy diciendo es dificilisimo! pero la unica manera de ser libres es perdonar. Cuando de corazón puedas perdonarlos, porque ellos son asi porque es la unica manera que saben ser, ahi vas a liberarte de todo eso, vas a alivianarte el corazón. Si creer en la encarnacion y crees en al karma sabras que cada vida que tenemos es para aprender algo, y tu mision seguramente haya sido crecer con esos padres para justamente aprender todo lo que aprendiste (que fue y sigue siendo muchisimo!)
    Perdona y olvida, vivi libre y sin mochila.

    ResponderEliminar
  6. Gracias Mica! Yo creo que estoy encaminada en el proceso de perdonar. Olvidar es difícil cuando todos los días hay algo que te recuerda lo que pasó. Creo que mi trabajo fuerte está en DEJAR DE ESPERAR. Para dejar de asombrarme. Para dejar de salir herida...

    ResponderEliminar
  7. Amiga, creo que estás en lo cierto, en que la clave se trata en dejar de esperar. Esperar aquello que no hubo y que no hay. Pero con solo decirlo esto no se hace realidad como por arte de mágia. El día que suceda, puede que te parezca pasó de un momento a otro, pero creo yo que se trata de una trasformación que requiere mucho tiempo y muuuucho de nosotras mismas. Es un proceso largo el sanar las heridas, mas no imposible. Y vos ya has dados pasos agigantados, el más importante fue y es darle a Maria una crianza diferente.
    Cuando te sientas así, no mires todo lo que falta mirá todo lo que diste. Te quiero mucho mucho MUCHO!

    ResponderEliminar

Bienvenido y gracias por dejar tu comentario!!