miércoles, 27 de julio de 2011

Encontrando explicaciones...


Días previos no lograba encontrar las palabras justas para explicar a las personas porqué extraño tanto a mi hija y porqué "no tengo tiempo" para otras cosas (léase gimnasio, artes plásticas, salidas, hobbies). La verdad es que el tiempo no me lo hago, no lo deseo y no lo haré por lo  menos por ahora que mi niña no tiene ni dos años todavía...

Leyendo BESAME MUCHO del Dr Carlos González (mi amor platónico) he encontrado esa explicación, esas palabras que me hacían falta para explicarme e incluso para entenderme.
Es que mi cuerpo y mi alma responden al instinto materno. Es eso. Simplemente necesidad de estar con mi cría. Tristeza si estoy lejos. Necesidad de cercanía, de brindar cuidado y brazos. Esa es la explicación: INSTINTO. Instinto mamífero. Instinto materno.

Les comparto una partecita de su libro:
"Acabo de ver una comedia norteamericana sobre una madre soltera, agobiada y estresada por el trabajo. Su amiga y psiquiatra la convence de que le conviene dejar a su hijo, que no parece tener ni un año, con la canguro (la niñera, sería...) y pasar ella sola un fin de semana de vacaciones. Todos se ríen de su ansiedad, de su temor a dejar al niño solo, de cómo vuelve antes de tiempo porque el bebé ha tenido unas décimas de fiebre. Nadie en la película comprende que el tener que separarse cada día de su hijo para trabajar es precisamente uno de los factores que aumenta su estrés; nadie imagina siquiera que una madre pueda pasar unas relajantes vacaciones con su hijo."

1 comentario:

  1. El primer libro que lei, y por el cual cambie al primer pediatra de Coco que me "recomendo" el de Estivill (asi se escribe?). Lo tengo enla compu pero me encantaria tenerlo en papel, es otra cosa jeje.

    ResponderEliminar

Bienvenido y gracias por dejar tu comentario!!